jueves, 8 de marzo de 2012

Wang Shu, Premio Pritzker 2012

‘Sus edificios poseen la particular cualidad de equilibrar una presencia imponente mientras, simultáneamente, son capaces de funcionar con eficiencia y crear un entorno sereno. Enfrentarse a los retos constructivos y emplearlos a su favor, expresando la posibilidad de usar cuidadosamente los recursos disponibles y el respeto a la tradición mediante el uso de las tecnologías constructivas contemporáneas’ 

(extraído del Acta del Jurado)


El arquitecto chino Wang Shu, de 48 años, ha sido galardonado hoy con el premio Pritzker, considerado el Nobel de la Arquitectura, por una obra artesanal, respetuosa con el medio ambiente y de gran profundidad filosófica, en la que conviven de forma armoniosa tradición y modernidad.

Este famoso premio puede tener dos lecturas una positiva y una más política, empezando por la política, decir que, la ceremonia se celebraba en Pekín, China es uno de los países más importantes del mundo y nunca hasta el momento obtuvo tan galardona premio (Ieoh Ming Pei, aunque nacido en China, realizó sus estudios en Estados Unidos, por lo que lo considero americano) y este arquitecto es dentro de China (nunca ha trabajado fuera de su país) de los más cercanos a nuestra cultura y por ende, a la fundación que lo entrega.

La lectura positiva de este premio, es que por fin se alejan de la arquitectura High Tech o de los arquitectos de las Star class y le dan reconocimiento a un arquitecto que tiene unos valores, trabaja en su país y utiliza materiales de la zona (el museo histórico de Ning-bo, es en realidad, un monolito levantado con restos de edificios de esa ciudad)

Enlaces externos.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada